Galería

Nueva sede del BBVA: inteligente, emblemática, sostenible e innovadora

ACCIONA ha levantado la sede corporativa de uno de los principales bancos de España y la ha convertido en referencia constructiva en Madrid.

El barrio de Las Tablas, en el norte de Madrid, cuenta desde hace meses con un inquilino de estreno. La nueva sede corporativa de uno de los principales bancos de España, el BBVA. Su edificio central, bautizado como La Vela, por su llamativa forma, se ha convertido en un elemento de identidad no sólo de la propia entidad financiera sino de toda la ciudad. La torre, proyectada por los premiados arquitectos suizos Jacques Herzog y Pierre de Meuron, de forma ovoide, 93 metros de altura y 19 plantas, recuerda, en su forma, a la vela de un barco, desplegada y majestuosa, símbolo de innovación y de empuje hacia adelante.

Situada junto a la carretera de Burgos, en una parcela de cerca de 59.000 m2, el proyecto implica una construcción de enorme complejidad y gran originalidad en la que ACCIONA ha desplegado toda su experiencia.

Consta de dos tipologías de edificios —un edificio vertical y siete horizontales— conectados entre sí. El horizontal tiene una geometría prismática alargada de poca altura atravesado por una gran plaza de forma ovoide y por unas calles que lo recorren longitudinalmente.

Desde ellas se accede a las distintas zonas del edificio. Tiene tres plantas sobre rasante (baja más dos) y tres bajo rasante. Las plantas sobre rasante, en su mayoría, están dedicadas a oficinas, con área de servicios en planta baja. Las ubicadas bajo rasante se destinan a aparcamiento de vehículos. Hay 3.000 plazas para automóviles y 230 para motos, acceso de mercancías y muelle de carga, cuartos de instalaciones, almacenes…

El edificio vertical, La Vela, de forma ovoide y una anchura de 16 metros, es el más reconocible y el que ha requerido un esfuerzo constructivo mayor, precisamente por su especial forma. Emerge en la zona de la plaza y se ha convertido ya en todo un icono arquitectónico de la capital. Cuenta con 19 plantas sobre rasante (baja +18). La planta baja está abierta principalmente hacia la plaza, en la primera se encuentra el vestíbulo de acceso y de la planta dos a la 19 se encuentran las oficinas. Su fachada es acristalada, situada entre forjados, con una carpintería formada por una estructura interior de montantes y travesaños de acero. Sobre ella se coloca un módulo exterior De carpintería de aluminio con el vidrio pegado con silicona estructural para garantizar la rigidez del bastidor de aluminio. En la fachada sur, por el exterior, se disponen unas lamas de protección solar de la misma familia que las existentes en los edificios horizontales, pero con una geometría diferente únicamente en las plantas de mayor altura.

El BBVA cuantifica en un 40% el ahorro energético obtenido en la nueva sede

ACCIONA es una empresa con amplia experiencia internacional en proyectos de este tipo y los medios y recursos que pusieron a disposición del proyecto hicieron que fuera la empresa que aportaba valor añadido a la construcción de un proyecto tan importante para BBVA como este”, destaca Susana López, Directora del proyecto de la nueva sede del BBVA.

Confort y ahorro

Los 6.000 empleados del banco que trabajarán en la nueva ciudad del BBVA podrán gozar de todo tipo de avances encaminados a su comodidad. Por ejemplo, dispondrán de vistas y luz natural, espacios abiertos sin despachos, utilizarán los jardines y patios como parte del entorno de trabajo… Y todo ello, diseñado y construido bajo las certificaciones más exigentes, que permitirán ahorros considerables, fundamentalmente el energético, gracias al uso de: cubiertas vegetales, lamas de control solar, toldos vegetales y de protecciónen calles interiores, iluminación natural, plazas de garaje para coches eléctricos, agua de lluvia reciclada para el riego…

ACCIONA ha dotado a la instalación de un conjunto de 20 sondas geotérmicas de 100 metros de profundidad y una potencia de refrigeración de 100kw que, además de reducir el consumo de energía, permite también reducir un 2,5% las emisiones de CO2. Asimismo se han instalado 1.032 m2 de paneles fotovoltaicos ubicados en la planta cubierta del complejo, los cuales generan la corriente continua que es transformada en alterna mediante los inversores.

Los 6.000 empleados del banco que trabajarán en la nueva cuidad del BBVA podrán gozar de todo tipo de avances encaminados a su comodidad

Además, es inyectada en el edificio para autoconsumo, reduciendo igualmente la factura energética. Esto supone unos 750.000 kw/ hora al año, una reducción del 3,3% en el consumo energético y un 1,6% de las emisiones de CO2. Finalmente, se ha dotado al proyecto de 500 m2 de instalación solar térmica, que contribuyen también a la reducción del consumo energético.

Susana López cuantifica en un 40% el ahorro energético obtenido por el banco con respecto a los edificios anteriores. Pero, además de eso, la utilización de griferías de bajo caudal y consumo controlado, reduce un 30% el consumo de agua potable. Asimismo, casi un 50% el consumo de agua potable. La Directora del Proyecto de la Nueva Sede del BBVA destaca igualmente el plan de digitalización implantado por el banco previamente al traslado. Este ha permitido ahorrar el 80% del papel, al implantarse un entorno paperless, en el que se reducen al mínimo el número de impresoras.

NUEVA-SEDE-BBVA-Sostenible-02

Características de un proyecto único

  • Sistemas de ahorro energético
  • Sistema de aprovechamiento de agua
  • Estores inteligentes
  • Iluminación LED robotizada
  • Lamas en ventanas para protegerse del sol y aprovechar la luz natural
  • Ausencia de paredes y puertas. No existen los despachos
  • Sillones de material fonoaislante para mantener conversaciones privadas
  • Hay puntos de reciclaje repartidos por las diferentes plantas

En pos de la sostenibilidad

La nueva sede del BBVA es sostenible porque proporciona un entorno de habitabilidad moderna, sana y eficaz para sus trabajadores; y es eficiente en su diseño, construcción y ocupación.

ACCIONA Infraestructuras, en su colaboración para la consecución de este objetivo marcado por BBVA, ha conseguido:

  • Controlar la erosión y sedimentación del suelo, así como prevenir la contaminación del aire con polvo y partículas, durante la fase de construcción.
  • Controlar la calidad ambiental del aire interior minimizando los trabajos de obra que puedan afectar negativamente a los ocupantes del edificio.
  • Gestionar el 100% de los residuos inertes generados en obra.
  • Colocar un 42,66% de materiales regionales (menos de 800 kilómetros) respecto al presupuesto material LEED.
  • Colocar un 96,41% de madera que cumple con los criterios Forest Stewardship Council’s Principles (FSC), que asegura su procedencia de bosques gestionados de manera responsable y sostenible.
  • Colocar adhesivos, pinturas, revestimientos y sellantes con bajo contenido en Compuestos Orgánicos Volátiles (COV’s) para reducir las concentraciones de los contaminantes químicos que pueden dañar la calidad del aire, la salud o el medio ambiente.
  • Colocar un 100% de moquetas y felpudos con la certificación Green Label Plus, que cumplen los criterios más estrictos para las bajas emisiones químicas.

Directora del BBVA para el proyecto de su nueva sede en Madrid

SUSANA LÓPEZ

La Vela, pese a representar apenas un 10% de la edificabilidad total de la sede, se ha convertido en un elemento de identidad de Madrid.

Susana López, Directora del Proyecto de la nueva sede del BBVA, cree que su singularidad y representatividad, así como su diseño innovador y eficiente convierten a esta obra en emblemática no sólo para el banco sino para Madrid. “Es una ciudad dentro de la ciudad”, aclara. Además, transmite unos valores: sencillez, innovación, trabajo en equipo, compromiso con los empleados, sostenibilidad, empuje hacia adelante…

El edificio vertical, La Vela, de forma ovoide y anchura de 16 metros, es el más reconocible y el que ha requerido un esfuerzo constructivo mayor, precisamente por su especial forma

¿Qué novedades aporta este edificio en relación con otros similares?

Son muchas. Entre ellas, el confort de todas las personas que trabajan en el edificio, que por ejemplo, disponen de vistas y luz natural; la eliminación de los despachos; la utilización de los jardines y patios como parte del entorno de trabajo, así como otras zonas de reunión informal que proliferan en toda la sede. También la certificación LEED ORO internacional en sostenibilidad; sistemas innovadores como vigas frías o geotermia; la reducción del efecto de isla de calor…

¿Por qué se le ha calificado también como sede inteligente?

En cada punto de la Ciudad BBVA, a través de las innovaciones tecnológicas, se controla la temperatura, la humedad, la luminosidad, la presencia, etc. Además, un sistema de gestión regula todos los valores de forma automática, optimizando los consumos y detectando posibles ineficiencias.

Detrás de cada obra arquitectónica hay un concepto, una filosofía, unos valores… En este caso, ¿qué valores pretende transmitir el BBVA?

Sencillez, innovación, trabajo en equipo, compromiso con los empleados, sostenibilidad, empuje hacia adelante.

¿Hay alguna característica especialmente original que se pueda destacar? ¿Algo que sólo pueda encontrarse en este edificio?

Lo más singular del proyecto es la forma del edificio central bautizado por los propios empleados como La Vela. Pese a representar apenas un 10% de la edificabilidad total de la sede, se ha convertido ya en un elemento de identidad no sólo de BBVA sino de la propia ciudad de Madrid.

¿Por qué este edificio es un modelo de eficiencia energética? ¿Cuáles son sus valores en cuanto a sostenibilidad ambiental y ecoeficiencia?

El edificio se ha diseñado y construido bajo las certificaciones más exigentes, así opta al nivel Oro de la certificación LEED, y ha obtenido ya la certificación ISO 14001. En estos momentos podemos afirmar que el ahorro energético frente a los edificios abandonados es del 40%.

¿Qué aportaciones hay en cuanto a la funcionalidad del edificio y al día a día en el mismo? ¿Hay despachos? ¿Priman los espacios abiertos? ¿Hay salas de reuniones? ¿Hay otro tipo de salas especiales para otros usos?

El banco aprovechó el cambio de sede para dar un salto en las formas de trabajo hacia un entorno que fomente la colaboración y la transmisión de información. Este modelo elimina los espacios cerrados individuales, que desaparecen, para fomentar la interacción entre todos los miembros de los equipos. Priman los espacios abiertos, y se generan además de salas de reunión transparentes, numerosos espacios de colaboración informal. Las nuevas tecnologías nos permiten trabajar en este nuevo entorno y los propios jardines y patios se convierten en lugares improvisados de trabajo o reunión.

Cuéntanos qué te ha parecido esta historia

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s